top of page

Encuentro de las Pastorcitas de los primeros diez años de profesión perpetua

"Tu parroquia es el mundo"

(Beato Santiago Alberione)

Del 4 de abril al 29 de mayo de este año tuvo lugar en Roma el encuentro de las Hermanas Pastorcitas de los primeros diez años de profesión perpetua organizado por el Gobierno General. Desde el principio, Sr. Aminta Sarmiento Puentes, Superiora General, resaltó que no se trató de un curso, sino de un verdadero Encuentro, con el objetivo de convivir, orar, estudiar y celebrar el don de la vocación para una renovada presencia misionera en la Iglesia y en el mundo. Para fomentar el ambiente de "Encuentro" pasamos este tiempo en comunidad, en una casa de las Hijas de San Pablo, cerca de nuestra Casa General.



La inauguración tuvo lugar en la capilla de la Casa Generalicia de la SSP, donde nuestro Fundador había rezado muchas veces, con la Celebración Eucarística, presidida por el P. Valdir José de Castro, Superior General, seguida de una visita guiada por el P. Domenico Soliman, Secretario General y postulador de la SSP, en el recién inaugurado Museo del Beato Giacomo Alberione.



El curso se organizó en cinco sesiones temáticas:

  1. El discernimiento como estilo de vida;

  2. Fraternidad y acogida / vida comunitaria;

  3. Los votos;

  4. La pastoral hoy;

  5. Apertura al futuro e interculturalidad.

También tuvimos encuentros en línea con hermanas de diferentes circunscripciones que presentaron la misión de hoy con miras al futuro.



Como camino pedagógico, que apuntaba a un proceso de experiencias y no sólo de reflexión y agregación de contenidos, este tiempo se caracterizó por tanto silencio, oración y compartir vida/misión y peregrinaciones. Fuimos a Alba para tomar contacto con nuestros orígenes carismáticos; Asís - tierra de San Francesco y Santa Chiara; Subiaco - de San Benedetto y Santa Scolastica; a las cuatro basílicas papales de Roma.




Además, visitamos algunas comunidades (Casa Madre - Albano, Casa Alberione - Verona, Negrar y Mantova), donde fue posible encontrar a las primeras hermanas de la Congregación.



El grupo pudo beneficiarse de la colaboración de varias personas a través de la oración, la organización y el estudio temático. Con la presencia fecunda y enriquecedora de sor Marisa Loser, sor Marta Finotelli y en parte de sor Aminta Sarmiento, que acompañaron al grupo en todo el camino, las hermanas del Gobierno General y de la Comunidad General y los Padres Paulinos que celebraron diariamente para nosotros la Eucaristía.


Con corazón agradecido, el 29 de mayo celebramos la clausura de este tiempo de gracia con la celebración eucarística en la Casa Generalicia, presidida por el P. Adilson Tadeu Ferreira, ijs.



He aquí algunas resonancias, por grupo lingüístico, sobre el significado de este tiempo de gracia, de las hermanas participantes, provenientes de Filipinas, Albania, Brasil y Mozambique, Corea, Italia, A. Hispana:


Los momentos de estar juntos nos recuerdan la importancia de nuestra vida fraterna como Pastorcita. Estamos agradecidas con Dios y nuestras hermanas que hicieron todo lo posible para lograr el objetivo de derribar los muros para conectarnos entre nosotras y con nuestras raíces donde el Fundador escuchó la inspiración del Espíritu Santo. En efecto, el mundo es nuestra parroquia y por siempre estaremos unidas las unas a las otras con el mismo llamado a ser madres, hermanas y amigas en la Iglesia. Fue un hermoso encuentro que siempre llevaremos en el corazón.

(Hnas. Evangeline Dolores, Florentina Bataclan, Ignacia.Coching,

Junlyn Maraganas, Marnie Cabiles y Saturnina Caccan)


Considero estos dos meses de vida con las Pastorcitas de todos los continentes del mundo como un tiempo continuo de gracia, renovación en el Espíritu, reconocimiento y mayor apertura de nuestra misión pastoral en el mundo. Doy gracias a la Santísima Trinidad, por sor Aminta y todas las hermanas que nos han dedicado su tiempo y su amor. Nuestras provincias que creyeron en esta iniciativa, nuestras comunidades de origen, que se abrieron y cumplieron nuestros compromisos para que pudiéramos participar de este encuentro. Todas las Pastorcitas, hermanos y hermanas de la Familia Paulina, que nos acompañaron con la oración y con amorosa hospitalidad. (Hna. Gjystina Doda)


La experiencia fue verdaderamente un tiempo: de renovación en el Espíritu, de renovación de la fe, de vocación, de comunión en la fraternidad y en la misión. Un tiempo de gracia de Dios, para vivir el discernimiento espiritual en diálogo permanente y apertura a la Santísima Trinidad. Nuestro agradecimiento al Gobierno General ya toda la Congregación.

(Hnas.Verônica Atanásio y Maria Jeane Bezerra Aguiar)


Fue un momento inolvidable y precioso caminar juntos durante dos meses, encarnando la unidad, la fraternidad y el discernimiento espiritual en nuestras vidas. Como testigo de la libertad y la alegría del encuentro con Dios, quiero transmitir al mundo el don que he recibido.

(Hna. Clara Lee)


Damos gracias al Señor por la experiencia vivida, que fue para nosotros un tiempo de escucha en el Espíritu y de una experiencia de fraternidad sencilla y profunda, de vida compartida en el Señor al estilo del discernimiento. Este don ha acrecentado en nosotras la esperanza de poder caminar juntas ahora y en el futuro en la alegría de sentirnos unidas en ser llamadas y enviadas por Dios como Pastoras en el mundo.

(Hnas. RosaTucci y Sara Buccarella)


Queremos dar gracias a Dios y a nuestra Provincia por habernos regalado la oportunidad de participar en estos encuentros que nos han permitido hacer experiencia de vida en comunidad y vivir la alegría de compartir la vida. Ha sido un tiempo de escucha al Espíritu Santo que habita en nuestro corazón y de vivir la profecía de la maternidad pastoral en medio de su pueblo con espíritu sinodal y así ser signo profético del amor y la compasión del buen Pastor.

(Hnas. Liliana Ramirez y Elva del Milagro Rojas Sánchez)



63 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page