top of page

85 Aniversario de Fundación - 50 y 60 de Profesión Religiosa

El 7 de octubre, en memoria de la Santísima Virgen del Rosario, con el corazón lleno de alegría y gratitud al Buen Pastor que nos llamó, recordamos, con las hermanas de la Comunidad de Verona, dos aniversarios que se entrelazan y consolidan entre de ellos.

La primera: hace 85 años, de la experiencia pastoral del Fundador (el Beato Giacomo Alberione), nació la Congregación de las Hermanas de Jesús Buen Pastor. Iluminado por el don del Espíritu, siente el valor de la colaboración femenina con los pastores de la Iglesia.


El segundo: cincuenta y sesenta años de fidelidad del Beato Pastor a quien van nuestras alabanzas y agradecimientos, por haber donado al Beato Giacomo Alberione a la Iglesia y haber despertado en muchos jóvenes el deseo de dejarse fascinar por tan gran carisma pastoral.


En los días de preparación a la celebración del 50º - 60º aniversario de la profesión religiosa y recorriendo, a la luz de la Palabra, el camino recorrido, hemos constatado que en todos estos años el Buen Pastor nunca nos ha dejado solos, siempre ha cuidado de nosotros. Él nos guió en los momentos hermosos y en los más agotadores, fue una historia sostenida por su Palabra, por su misericordia, estimulada y edificada por la fe de sus hermanas, y por la de los pastores y comunidades cristianas donde la Providencia nos envió. Con ellos y junto a ellos nos sentimos más agradecidos al Padre por el don de la vocación.


Llevamos con nosotros muchos rostros, muchas historias, hermosas y menos hermosas, de personas que están presentes diariamente en nuestras oraciones y que son parte de nuestra historia. Consideramos la experiencia de estos largos años como una herencia preciosa, fruto de las abundantes gracias y bendiciones del Señor a pesar de nuestras carencias y debilidades.


Ahora nos espera un tramo más de camino, no sabemos si corto o no, pero estamos seguros de que el Buen Pastor seguirá cuidándonos y nos dice: "Yo estoy con vosotros todos los días, hasta el fin del mundo". el mundo" (Mt 28,20). "El cristiano nunca se siente abandonado, porque Jesús nos asegura que no sólo nos espera al final de nuestro largo camino, sino que nos acompaña en cada uno de nuestros días" (Papa Francisco).


Nuestra oración y agradecimiento van a quienes directa o indirectamente nos apoyaron en estos 50 y 60 años, con el testimonio de fe y humanidad, cariño y cercanía; comenzando por nuestras familias naturales, nuestra familia religiosa y muchas, muchas otras personas. Elevemos nuestra oración al Padre para que su misericordia y su paz lleguen a los hombres y mujeres de todos los rincones de la tierra donde viven, sufren y mueren personas.


Confiamos en la ayuda de la Santísima Virgen María, de los santos Pedro y Pablo, del beato Santiago Alberione, para que podamos seguir caminando con el pueblo de Dios, en la escucha profunda de la Palabra, en la comunión fraterna y en el servicio pastoral.

Hna. Candida Basile, sjbp


60 visualizaciones0 comentarios
bottom of page