top of page

Experiencia Misionera: “el camino que lleva a Belén”

“El Espíritu de Dios está sobre mi”

Is 61,1

Con la alegría propia haciendo eco de las palabras del Profeta Isaias, dentro de los días 14 al 23 de diciembre del 2023, se realizó una misión de acompañamiento antes de la navidad por la invitación del P. Edgar Sánchez (Instituto Jesús Sacerdote), en el municipio de Vélez ubicado al sur del departamento de Santander (Colombia) en las veredas aledañas de: Gualilo y Cuba.

Allí se encontró una realidad desafiante por el olvido de sus mandatarios, la falta de alfabetización, la explotación minera, tala indiscriminada y la falta de un lugar para el depósito de los desechos; pero al mismo tiempo es una tierra hermosa por ser profundamente rica en su cultivo de siembra de cacao, bocadillo y producción ganadera.

 

Las encargadas de acompañar esta misión fueron la Pos. Linda Mariana y las Hnas. Mariel y Paula las cuales se sintieron renovadas en el carisma pastoral; despertando  en el corazón la necesidad de la cercanía desde el encuentro orante con las personas, partiendo de la escucha de su historia reflejando la necesidad que tienen del Buen Pastor por su búsqueda de compromiso y perdón en medio de las vicisitudes, se les compartió la Palabra de Dios, la Sagrada Comunión con una mirada abierta al igual que Maria que acoge desde su sencillez  a las familias, interiorizando las palabras del Alberione “Prepárense para su misión con la ayuda de la Virgen: Ella le dará la ciencia celestial, la capacidad de llevar las almas a Dios.”. (So, p. 43).

 

Se hicieron encuentros con niños y familias motivándolos desde algunos valores como: Contemplación, misericordia, vida, escucha, luz, inspiración, cuidado de la casa común, fraternidad y amor. También se visitó el adulto mayor, personas en situación de enfermedad, familias funcionales y disfuncionales, familias de otras denominaciones religiosas; contando siempre con la disposición de las personas a acompañar a las misioneras. En las veredas hay una preocupación por los jóvenes ya que muchos salen a la ciudad para tener mejores posibilidades de estudio y los pocos que se encuentran se preguntan sobre su fe, basándola solo en sacramentales, sin buscar una experiencia profunda de Dios.

 

 Después de este tiempo de gracia se pueden constatar en nuestra vida de Pastorcitas las palabras del P. Alberione “Su misión es tan bella que el Señor no puede hacer menos que bendecirlas”. (So, p. 20)

Hnas. Mariel Vargas Chacín, Paula Torrijos Berrío, sjbp y Postulante Linda Mariana Prada


 

150 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comentarios


bottom of page