top of page

Obispo de Pemba en Verona

Los días 29 y 30 de agosto pasados, la comunidad “Alberione” de Verona recibió la visita del obispo de Pemba (Mozambique), mons. Antonio Juliasse. Fue una presencia hermosa, sencilla y fraterna; nos trajo saludos y noticias de las Pastoras de Pemba; Celebramos juntos la Eucaristía (¡por primera vez en italiano!) y también hicimos una brevísima visita a la comunidad de Negrar (VR) donde pudo saludar a las Juniores Jacinta y Atija (¡hijas de su Diócesis!).

El Obispo compartió la situación que viven en Cabo Delgado. Lamentablemente, afirmó Mons. António, la guerrilla continúa aterrorizando a la población, especialmente en algunas zonas del norte de Cabo Delgado, especialmente en Macomia, Mueda y Muidumbe, y son muchas las atrocidades que afligen a esa tierra. De esta situación también tuvimos un testimonio significativo de la joven Marta di Mueda, durante el encuentro de jóvenes (JMJ) en Lisboa (Portugal), que vivió en primera persona los horrores del terrorismo yihadista que se prolonga desde hace 6 años.


Pero la llegada a Italia de Mons. António tenía propósitos muy diferentes: participar en la formación de los obispos recién nombrados promovida por el Vaticano y, al mismo tiempo, reunirse con algunos benefactores de la diócesis de Pemba, incluido el "Centro Misionero de Mantua". De hecho, la tarde del 30 de agosto, en la Curia de Mantua, Mons. António expresó su sueño durante un encuentro en el que estaban presentes: Mons. Marco Busca, obispo de Mantua, algunos miembros del Centro Misionero diocesano (Don Gianfranco Magalini , Don Luigi Caramaschi y Sra. Gloria), Sor Cesarina Pisanelli nuestra provincial y yo.


El sueño es poder dotar al Santuario Diocesano de Pemba, dedicado a Nuestra Señora de Fátima, de un equipamiento material y de una decoración religiosa para acoger a los grupos de peregrinos no sólo durante el mes de mayo, sino durante todo el año. Casi un centro de espiritualidad mariana; para esta obra, Mons. António, mencionó la posibilidad de tener un matrimonio como 'fidei donum' por un período prolongado de uno o dos años.


La propuesta fue acogida con agrado por el Arzobispo Busca y por los miembros del Centro Misionero; Para el futuro, ambas partes han asumido compromisos concretos para iniciar esta hermosa y significativa colaboración entre las dos Diócesis.


También tuvimos la oportunidad de saludar a la comunidad Pastorela de Mantua (Lunetta), donde Sor Zita (mozambiqueña) hizo los honores de la casa y nos llevó a visitar el santuario de la Madonna delle Grazie, cerca de Mantua, para admirar las bellezas de la ciudad y los lagos que la rodean, describiéndola como una pequeña Venecia.


El 31 de agosto, Mons. António continuó su camino e intercambiamos ¡MUCHÍSIMAS GRACIAS!

Hna. Dina Ranzato, sjbp


16 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Kommentare


bottom of page