top of page

Primera Jornada de Cooperadores Paulinos de la Familia Paulina en Lima

El sábado 10 de junio, tuvo lugar la Primera Jornada de Cooperadores de la Familia Paulina de Lima, programada para este año.

Desde las 9 am hasta las 4 pm, en el IEP “Santiago Alberione”, de las Hermanas Pastorcitas, anticipándonos a las Festividades de los Apóstoles Pedro y Pablo, se desarrolló este primer encuentro de cooperadores de las Hijas de San Pablo y los Amigos de Jesús Buen Pastor, animados por las reflexiones brindadas por el Padre José Carlos de Freitas (SSP).


El primer tema expuesto fue la “Vocación del Cooperador Paulino”, en él, el padre José Carlos resaltaba que para entrar en el camino de Dios es necesario que valoremos y amemos nuestro bautismo como consagración sustantiva y como don de Dios. A sí mismo, que para poder participar de la vida divina es preciso acoger la gracia de Dios como la gran oportunidad que tenemos de crearnos o recrearnos para alcanzar la imagen de Cristo (Rm 8, 29), un objetivo que requiere esfuerzo y ascesis, pero es posible alcanzar con la fuerza de la gracia a través del Método Camino, Verdad y Vida (Jn 14, 6). Recordó también que no tendría razón de ser la gracia y la vocación si el objetivo de este don no fuera la santidad, por esto, estamos llamadas, llamados, a saber, quién es Jesucristo y preguntarnos qué lugar ocupa en la vida. Entonces el don de la gracia es Jesucristo y para los Paulinos y Paulinas, conocer a Jesús como Camino, Verdad y Vida es ser o no ser Familia Paulina, por ello debemos cuidar de la gracia y de la vocación.


El segundo tema fue “Siendo Cooperadores, ¿Cómo vivir la espiritualidad paulina?”. A partir del Capítulo III “Espiritualidad del Cooperador Paulino” del Estatuto Asociación Cooperadores Paulinos (Ad- Experimentum 2022-2027), el padre José Carlos destacó la llamada a vivir una espiritualidad integral, en donde no hay una disgregación de las devociones particulares de cada lugar donde se habita, sino que estas devociones deben ser integradas a nuestra espiritualidad paulina para complementarla y enriquecerla, pues nuestra espiritualidad es nuestro estilo de vida y no olvidar que estamos llamados, a vivir de la Palabra de Dios. Nos compartió como Padre Alberione en Abundantes Divitiæ Gratiæ Suæ (AD), en los números 93-95 y 100, marca con claridad los trazos especiales de la espiritualidad de la Familia Paulina:

  • un clima de vida: Ser y vivir en Cristo.

  • un modo de ser ante el Señor: nutrirse de “cada frase” de Cristo- Palabra y hacer derivar todo de Cristo Eucarístico;

  • un luminoso horizonte: todo parte de la Trinidad y todo retorna a la Trinidad.

  • una senda: el discipulado, que abarca todas las facultades de la persona y todas sus actividades.

  • una clara conciencia de la misión: Todo, naturaleza y gracia y vocación, para el apostolado

  • una norma: vivir y obrar en la Iglesia.

  • los modelos del discipulado: María Reina de los Apóstoles.

Padre José Carlos, además agregó, que la espiritualidad paulina sería incompleta si no se tuviera en debida cuenta la presencia de Pedro con el consiguiente “sentire cum Ecclesia”, tan inculcado por nuestro fundador.


De este modo la espiritualidad se resumiría en “todo el hombre en Cristo Jesús, para un total amor a Dios: inteligencia, voluntad, corazón, fuerzas físicas. Todo, naturaleza, gracia y vocación, para el apostolado. Carro que camina apoyado en las cuatro ruedas: santidad, estudio, apostolado y pobreza.”


Luego de cada reflexión presentada por el padre José Carlos, se dispuso un momento para la meditación personal, con algunas preguntas: ¿cómo vivo en el cotidiano la espiritualidad paulina?, ¿realmente me hace feliz ser cooperador paulino?, ¿en qué forma comparto la gracia que Dios me ha dado?; entre otras. También algún momento para compartir en grupos sus respuestas.


Fue una verdadera jornada de fraternidad, se compartió la alegría del encuentro como familia, finalizando con la Eucaristía, en vísperas de la Celebración de Corpus Christi donde tres nuevos cooperadores de las hermanas Paulinas hicieron sus promesas y los demás cooperadores las renovaron. Damos gracias a Dios por esta jornada donde sentimos la renovación de nuestra fe y del entusiasmo para vivir y dar al mundo a Jesucristo, Maestro y Pastor, Camino, Verdad y Vida.


Algunos testimonios:

Fue muy emocionante ver a todos los cooperadores como el único grupo que son. Durante toda la mañana estuvieron reflexionando sobre la espiritualidad paulina y la vocación del Cooperador. Luego del almuerzo realizaron trabajo de profundización en grupos. Concluyendo la jornada con la Celebración Eucarística donde realizaron y renovaron sus promesas. Me llenó de emoción la solemnidad con que todos vivieron ese momento de entrega total a Dios y el firme propósito de dejar que sea Cristo quien viva en ellos”.

Hermana Simona Rosario (FSP)


La primera Jornada de formación de los Cooperadores de la Familia Paulina, ha sido un espacio de mucho aprendizaje y reflexión sobre nuestra misión y este hermoso don recibido. Los temas se han desarrollado en un lenguaje muy claro, didáctico y con ejemplos sencillos. El padre supo llegar a nuestros corazones, hacernos reflexionar y con ello, fortalecer nuestra espiritualidad. En consecuencia, de lo vivido y aprendido, el momento de la renovación de nuestra vocación, fue sencillamente hermoso. ¡¡Hemos terminado un lindo día muy fortalecidos y agradecidos!!"

Aida Navarro (delegada de Cooperadores Paulinos

“Amigos de Jesús Buen Pastor” de Lima).

Hna. Elsa Zavaleta (SJBP), Aida Navarro (CPAJBP), Hna. Romina Testa (SJBP)



145 visualizaciones0 comentarios
bottom of page