top of page

Formación Permanente de la Arquidiócesis de Porto Velho

Del 12 al 16 de septiembre de 2022, la Arquidiócesis de Porto Velho/RO realizó otro encuentro de formación permanente para agentes de pastoral, con la presencia de religiosos y religiosas, laicos y laicos coordinadores de pastoral.



En este encuentro se analizó la realidad de la Iglesia local ante la situación actual, los desafíos para la evangelización teniendo en cuenta el medio ambiente, la familia, los pueblos tradicionales e indígenas, quilombolas, ribereños, y las direcciones pastorales y administrativas de la Arquidiócesis. hacia su primer centenario.


El primer día fue el momento de conocer un poco la realidad de la Amazonía y los grandes problemas que enfrenta la Iglesia en esta realidad. Profesores de la Universidad Federal de Rondônia (UNIR) – Ricardo Gilson da Costa, del Departamento de Geografía y Afonso Maria das Chagas, del Departamento de Ciencias Sociales, fueron los responsables de traer este Análisis de Coyuntura y Conflictos en la Amazonía.


Para el profesor Ricardo da Costa, la Iglesia Católica tiene un papel fundamental en la sensibilización sobre la importancia de la preservación, debido a su misión a favor de los pobres y en defensa de la Amazonía, especialmente después del Sínodo: “La Iglesia tiene un importante papel social rol, porque es reconocido en la sociedad. Tiene una responsabilidad hacia los más pobres y una responsabilidad hacia la Amazonía, como se discutió en el Sínodo; que es cuidar nuestra Casa Común. Este es un papel importante y la Iglesia tiene que asumir cada vez más”.


Para el profesor Afonso das Chagas, a pesar de su presencia activa, de su testimonio, la Iglesia necesita rescatar su protagonismo en las diferentes realidades amazónicas, principalmente en la defensa del medio ambiente y de los pueblos originarios: “La Iglesia Católica en la Amazonía tiene una historia hermosa . Ella, desde hace mucho tiempo, ha sido servicio, presencia, profecía, testigo. Y toda esta acción supone una vuelta a los orígenes, rescatando un poco ese protagonismo, adaptando su lenguaje a los tiempos de hoy”.


Esta mirada a la Amazonía, su gente y sus recursos naturales, nos interpela sobre el papel de la sociedad en la preservación de la vida, en todas sus dimensiones. No estamos en contra del progreso, como dice Dom Roque Paloschi, Arzobispo de Porto Velho, pero tenemos que hacerlo con responsabilidad. “No tenemos oposición al progreso, al desarrollo. Lo que no podemos entender como desarrollo es aquel que destruye la naturaleza, quita los derechos de los pueblos ya consagrados en la constitución. Pero todo esto hay que mirarlo con los ojos de la fe. ¿Cuál es nuestra misión en este momento en la Amazonía? Es, sobre todo, tener el coraje de emprender pequeñas iniciativas para cuidar verdaderamente el jardín de Dios: recoger y separar los residuos reciclables, cuidar los manantiales, conservar el bosque de ribera de ríos y arroyos, evitar los venenos que solemos usar en una gran escala. ; pero también, tenemos que tener cuidado con nuestras casas, con los patios de las comunidades, etc.”, enfatiza el Arzobispo.


En el segundo día del encuentro, llegó el momento de explorar y conocer un poco más sobre los Caminos de la Iglesia en la Amazonía; tema asesorado por la profesora/doctora Márcia Maria de Oliveira, de la Universidad Federal de Roraima. La capacitación se basó en el Documento de Santarém 50 años: Gratitud y Profecía, elaborado con motivo del IV Encuentro de la Iglesia Católica en la Amazonía realizado en junio, en la ciudad de Santarém en Pará, recordando el primer encuentro en Santarém que tuvo lugar lugar en 1972, que versó sobre “Vida y Evangelización en la Región Amazónica”. La reunión de Santarém en 1972 fue muy importante para establecer las líneas prioritarias que siguieron en los años siguientes, hasta la actualidad. “No había forma de transitar los caminos de la Amazonía si no fuera a la luz del Documento de Santarém, que pretende orientar a la Iglesia en la Amazonía en la perspectiva del Concilio Vaticano II”.


El tercer día del encuentro continuó con el estudio del Documento de Santarém 50 años: Gratitud y Profecía, bajo la coordinación de la Profesora/Doctora Márcia Maria de Oliveira. El momento fue de profundización, de una mirada más detallada de la misión hecha en grupos y luego compartida en plenaria.


Esta formación fue de suma importancia para profundizar en el conocimiento de la realidad. El documento de Santarém nos trae esta mirada 50 años después, donde retoma todo el camino de la Iglesia, con muchos avances en varios sectores. En 1972, el encuentro sirvió para actualizar los desafíos del Concilio Vaticano II. Hoy nos está ayudando a orientarnos para el Sínodo, especialmente para la Amazonía, y para actualizar lo que nos presentan los grandes desafíos de hoy”. Así terminó el encuentro con la Santa Misa, presidida por Monseñor Roque Paloschi.

Hna. Rosilda de Lima, sjbp



3 visualizaciones0 comentarios
bottom of page